mercado
Más mercado, menos supermercado ¿por qué?
8 junio, 2017
atragantamiento
Miedos del Baby-led-weaning: Atragantamiento
6 julio, 2017
Volver al blog

Cómo elegir cuando comemos fuera de casa

comer fuera de casa

Ayer empezó oficialmente el verano, pero la verdad es que este año llevamos ya varios días de calor.

El caso es que ahora con el buen tiempo, las vacaciones, tantas horas de sol…son muchas las ocasiones en las que quedamos con familia o amigos para comer o tomar algo fuera de casa. Y claro, cuando estamos “a dieta” (vamos, comiendo sano, que ya sabes que las dietas restrictivas no son nada buenas), todos estos acontecimientos nos descolocan los planes de comidas y son muchas las ocasiones en las que decimos que no por este motivo.

Que no cunda el pánico. No tienes que decir que no porque quieras comer sano. Ten en cuenta lo que siempre digo: comer sano es algo que debemos hacer de por vida, por lo que no puedes estar toda la vida sin salir de casa para no saltarte la dieta. No quiero que te quedes sin amigos y te vuelvas antisocial porque nunca quieras salir.

Por eso, hoy quiero darte algunas recomendaciones para que en estas ocasiones que salgas a comer o tapear fuera, o cuando te vayas de vacaciones, elijas lo mejor posible dentro de las posibilidades que tengas. Por supuesto, no es lo mismo ir de tapas, comer de menú, de carta o buffet libre, pero al menos algunas pautas básicas sí que pueden ayudarte, así que allá vamos.

La bebida

Aquí no tienes excusa. Estés donde estés vas a poder elegir qué pides para beber.

Evita tomar alcohol, ya que tiene muchísimos riesgos para la salud y además aporta calorías vacías. También debes evitar los refrescos, tanto con azúcar como los light. Recuerda que el azúcar no es bueno para nada y los edulcorantes tampoco son inocuos.

¿Qué puedes beber? Una infusión o té con limón con hielos (té y Nestea no es lo mismo, no nos confundamos), agua con gas y limón, agua, cerveza sin alcohol o algún batido de frutas natural (batido, no zumo triturado).

Ojalá en los bares empezaran a servir refrescos caseros como estos que nos enseñan mis compañeras Victoria y Griselda. Pero bueno, puedes hacerlo en casa.

Cuidado con las tapas

Lo primero de todo, si habéis quedado para comer, pero pedís una bebida mientras viene la comida, en algunos lugares de España te ponen tapa, que en muchas ocasiones se puede elegir. A ser posible evita la tapa, porque después va a venir la comida.

Pero si vais de tapeo solamente intenta elegir, evitando bocadillos, hamburguesas, etc., fritos y rebozados…Elije ensaladilla, carne en salsa, algún pescado, arroz…

Ojo con el pan

Generalmente antes de ponerte los platos siempre te ponen la bandejita con el pan, y es muy típico ir picoteando mientras llega la comida. Evítalo.

Deja el pan para cuando llegue la comida, como acompañamiento y sólo si en los platos que has pedido no hay ya hidratos de carbono (pasta, arroz, patata…)

Aprende a elegir

Ya pasamos a la elección de los platos. Tanto si comes de menú como de buffet elige siempre de primero un buen plato de verduras, bien en ensalada, a la plancha, salteadas…Después de segundo intenta elegir mejor pescado que carne, que suele ser más suave y pide que no te pongan patatas fritas de guarnición, mejor cocidas o algo de verdura.

Lógicamente, si existe la opción de elegir legumbres como proteína opta por las legumbres antes que por carnes o pescado.

Cuando comemos de menú muchas veces es una buena opción elegir dos primeros, ya que uno suele ser siempre ensalada y normalmente si hay legumbres suelen estar en los primeros en lugar de en los segundos.

Sé coherente. No elijas ensalada de pasta o estofado de patatas de primero y de segundo también algo con patatas o pasta…No hay que abusar de los hidratos de carbono. Lo que deben abundar son las verduras.

¡Ah! Y si no te entra todo no pasa nada porque dejes algo en el plato…Desgraciadamente en muchos restaurantes ponen demasiada comida y nosotros para que no la tiren seguimos comiendo hasta que nos sentimos como una pelota de playa…No hay que llegar a ese punto. Cuando te sientas saciado para de comer.

Los postres

Sí, sabemos que en los bares te ofrecen natillas, flanes, tartas… de postre, pero también te ofrecen fruta, aunque suelas omitir esa parte de la conversación cuando el camarero te enumera las opciones.

Opta por fruta fresca. Te ayudará a no sentirte demasiado pesado si has comido de más y siempre va a ser la mejor opción.

Estos son sólo unos consejos muy básicos que debes tener en cuenta. Por supuesto podríamos ver mucho más en profundidad qué elegir en cada restaurante. Pero hoy lo que quiero es que al menos tengas estas cosas en cuenta y no renuncies a tu vida social por querer cuidar tu alimentación.

Disfruta y ¡Buen provecho!

Guardar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: