digestiones pesadas
Trucos para no sentirnos pesados al comer legumbres
16 Junio, 2016
anorexia y bulimia
Anorexia y Bulimia, los trastornos invisibles
30 Junio, 2016
Volver al blog

Seguimos viendo las verduras como un acompañamiento

verduras

Esta semana quiero comenzar haciéndote una pregunta: ¿Qué lugar ocupan las verduras en tu plato? Es decir, si nos imaginamos que estamos en una obra de teatro, ¿qué papel tienen las verduras en esa obra? ¿Son el protagonista o sólo un figurante?

Pensarás que el calor me está afectando y que ya no sé ni de lo que hablo. “¿Qué tendrá que ver el teatro con la alimentación?” Este es sólo un ejemplo para que comprendas mejor lo que quiero decirte.

Si pensamos en una obra de teatro (o una película, que ya vamos poco al teatro…) a nadie nos queda duda si nos dicen que cierto actor o actriz es el protagonista de que será él o ella quien lleve la trama principal, alrededor de quien gire la acción de la obra y que va a representar el papel más importante, ¿verdad?

Pues ahora pensemos en nuestra alimentación. Siempre decimos que las verduras deben ser la base de nuestra alimentación (y no los hidratos de carbono), lo que ocupe la mayor parte de nuestro plato, el protagonista de nuestras comidas. Sin embargo, seguimos tratándolas más como el figurante de la obra, esa persona que “pasaba por allí”, un poco desapercibida, y la cual aunque es importante para la obra (porque cualquier elemento es importante) no se le presta mucha atención.

Pues esto es así. Me doy cuenta cada día. Y tú, si te fijas en tus comidas o las de tus pacientes posiblemente puedas verlo también: Seguimos viendo las verduras como un acompañamiento de nuestro plato principal. Son unos alimentos que tomamos porque todos sabemos que son sanos porque estamos hartos de oírlo pero los tomamos en una pequeña cantidad y no todos los días.

Te lo cuento porque lo veo en mis pacientes, en mi familia y en algunas ocasiones en mí misma, que cuando me quiero dar cuenta veo que ese día he vuelto a ponerme el chip de hace unos años, cuando aún no había hecho la carrera y no sabía la verdadera importancia de las verduras.

Si sigues este blog o cualquier otro de nutrición seguro que habrás visto muchas entradas donde se habla de la importancia de las verduras, que deben ser la base de nuestra alimentación. De hecho, en el plato de la alimentación saludable se recomienda que la mitad del plato deben ser vegetales: frutas, verduras y hortalizas.

Sin embargo, creo que uno de los motivos por los que seguimos sin darle la importancia suficiente a las verduras es que seguimos fijándonos en las recomendaciones de la pirámide de la alimentación saludable, que como sabrás nos dice que la base de nuestra alimentación deben ser los cereales. Como ya te comenté en esta entrada, la pirámide está bastante desfasada, y las recomendaciones que da no son del todo adecuadas para llevar una alimentación saludable. Por eso es mejor seguir el plato de la alimentación saludable, mucho más actualizado.

Otro de los motivos de que las verduras sigan sin ser nuestro protagonista de la alimentación creo que es el rechazo natural que se suele tener a estos alimentos. Ya desde pequeños por determinadas razones, en muchas ocasiones suele aparecer un rechazo a las verduras, que por lo general desaparece con la edad.

Sin embargo, es muy frecuente que si de pequeños no nos gustaban las verduras y se empezaron a desplazar de la alimentación desde ese momento, no volviendo a probarlas después, sigamos rechazándolas de adultos, y tomándolas sólo por obligación y en cantidades pequeñas. Menudo calvario tener que tomarlas en todas las comidas ¿verdad?

Pues eso me lleva al tercer motivo que creo muy importante y donde pienso que reside la clave para cambiar nuestra alimentación: El tercer motivo para desplazar las verduras es que no sabemos cocinar ni tenemos ganas de aprender.

Es muy curioso cuando mis pacientes me mandan fotos de sus comidas. Siempre veo un plato principal, de mayor tamaño y elaboración, con la parte de hidratos de carbono que les toque y la proteína. Y allí, en el rincón de la foto, en plato pequeñito un triste tomate cortado por la mitad como acompañamiento. Y bueno, si sale en la foto no está muy mal, porque algunos me mandan la foto de su plato principal y luego me ponen: “y ensalada”…

¡Quiero ver la ensalada! Pobrecita, ¿qué ha hecho la pobre ensalada para no salir ni en la foto? ¿Y el tomate para dejarlo abandonadito en la esquina? Yo me los imagino muchas veces con cara de perrito abandonado al que nadie presta atención…

Por favor, dedícale tiempo a cocinar, a pensar en platos atractivos con verduras para que formen parte de tu comida diaria.

Está claro que si seguimos pensando en la verdura como la ensalada de lechuga y tomate que todos los días ponemos en el centro de la mesa para pinchar de vez en cuando, no vamos a conseguir mejorar nuestra alimentación.

No me vale la excusa de “no tengo tiempo para cocinar, y cuando llego a casa sólo puedo picarme un tomate”. ¿Acaso llegas a casa sin tiempo para cocinar y te comes una patata cruda a bocados? ¿Y el tiempo que dedicas a buscar en internet recetas de tartas, que luego elaboras minuciosamente siguiendo paso a paso la receta?

Pues haz eso mismo pero con las verduras, no te estoy pidiendo más. El tiempo que dedicas a cocinar otros alimentos dedícaselo a esas verduras, que irán acompañadas de sus correspondientes hidratos de carbono y proteínas. ¡Ojo!, las verduras acompañadas, no el resto de alimentos acompañado de verduras…

Si conseguimos hacer unos platos atractivos con las verduras y darles el protagonismo que deben tener las comeremos más, probaremos verduras que quizá no nos gustaban y en determinadas elaboraciones sí que nos gustan y en definitiva mejoraremos nuestra alimentación y nuestra salud.

Es muy fácil hacer platos atractivos con las verduras. El simple hecho de la gran variedad de colores que tienen ya va a darle una vistosidad a esa receta que no le da un plato de pasta con tomate frito, por ejemplo. Además tienen diferentes sabores, texturas y muchas formas de cocinarlas para resaltar su color, su sabor, su aroma…

Busca en internet, en libros de cocina…Tenemos la suerte de tener acceso a estupendos blogs de cocina, redes sociales, libros, revistas… ¡Aprovéchalos! No te quedes sólo con las recetas de tartas, busca las de verdura. Muchas son fáciles y rápidas, para que no tengas excusa, y están muy buenas.

Métete en la cocina, experimenta, ponle pasión a tus platos con verdura y prueba. Y luego me cuentas si las verduras son aburridas o si de verdad podemos conseguir que sean de una vez las protagonistas de nuestra obra.

¡Hasta la próxima!

Guardar

 

1 Comment

  1. […] cierto que en todas las comidas teníamos muchos vegetales para hacer ensaladas, gazpacho y alguna otra verdura en caliente (menestras, verduras al horno…). […]

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: