internet
Basura nutricional en internet: no te la creas
17 diciembre, 2015
niño no come
¿Debes preocuparte si tu hijo no come?
31 diciembre, 2015
Volver al blog

Leche: ¿entera o desnatada?

leche

Hoy quiero hacerte una pregunta: ¿tomas leche desnatada? ¿y los yogures? Puede que ahora mismo estés pensado “sí, los lácteos los tomo desnatados, eso sí lo hago bien” o “no, los tomo enteros, aunque sé que debería tomarlos desnatados”.

Llevamos bastante tiempo con la creencia de que debemos tomar lácteos desnatados, sobre todo la leche. Mucha gente que me consulta, cuando le pregunto por el tipo de leche me dice: “no, la leche desnatada, eso sí”. Pero, ¿es cierto que debemos tomar la leche desnatada?

Para empezar, vamos a ver las diferencias entre la leche entera y la leche desnatada.

La principal diferencia entre la leche entera y la leche desnatada es la cantidad de grasa. La leche entera debe tener como mínimo un 3% de materia grasa, mientras que la leche desnatada no puede contener más del 1% de materia grasa. Recordemos por ejemplo las cantidades de grasa (en torno al 20%) que tienen las galletas con las que algunos acompañamos este vaso de leche.

Respecto a las cantidades de azúcares en forma de lactosa, proteínas y calcio no hay diferencia entre una y otra, ya que estos nutrientes se encuentran en el agua de la leche, que es prácticamente la misma entre ambos tipos.

En cuanto a las vitaminas A y D, también presentes en la leche (la vitamina D en muy pequeña cantidad), son vitaminas liposolubles, es decir, son vitaminas que están presentes en la parte grasa de los alimentos. Por esta razón, la leche desnatada no contiene estas vitaminas, porque al eliminar la grasa las vitaminas liposolubles también se pierden. Sin embargo, actualmente podemos encontrar la leche desnatada enriquecida en estas vitaminas.

Por tanto, la diferencia de la leche desnatada es que apenas aporta grasas y no aporta nada de vitaminas A y D.

En cuanto a las diferencias organolépticas (sabor, textura, olor…), la leche entera es más densa, de color blanco y sabor intenso, mientras que la leche desnatada presenta un color más claro y el sabor mucho menos intenso. Esto hace que mucha gente piense que la leche desnatada es todo agua y la entera no, sin embargo sabemos que el contenido de agua es prácticamente el mismo en ambas, y obviamente bastante algo (87g de agua por cada 100g de leche desnatada y 90g por cada 100g de leche entera aproximadamente).

¿Cuáles son las principales razones por las que la gente toma leche desnatada en lugar de entera?

Pues una de las razones es por el sabor, ya que hay muchas personas a las que el sabor de la leche entera no les gusta (me incluyo) y la leche desnatada tiene un sabor más suave que lo aceptan mejor.

Sin embargo, creo que la principal razón para tomar leche desnatada es que tiene menos calorías (por la menor cantidad de grasa), y la gente la toma para no engordar, porque se la ha recomendado el médico o según algunas creencias actuales, porque previene de muchas enfermedades.

Pero ¿son ciertas estas creencias?

Pues parece que no está tan claro que lo correcto sea recomendar leche desnatada (aunque hable de leche, ocurre igual con el resto de lácteos, como el yogurt).

Con respecto al tema del peso, no está demostrado que las personas que toman leche desnatada tengan menor peso que las que toman leche entera. De hecho, varios estudios han encontrado que las personas que toman lácteos enteros están más delgadas o pierden más peso, mientras que los lácteos desnatados no parecen favorecer un menor peso.

Esto puede deberse a que los lácteos enteros sacian más, ya que la grasa que aportan hace que nos sintamos más llenos. Por tanto, puede que si tomamos lácteos enteros y nos saciamos antes tomemos menos cantidad y pase más tiempo hasta que tengamos hambre de nuevo.

También hay que tener en cuenta que el hecho de que las personas que toman lácteos desnatados presenten mayor peso puede deberse a que toman los lácteos desnatados precisamente las personas que quieren bajar de peso. Es decir, puede que el exceso de peso no esté causado por el consumo de lácteos desnatados, sino que el consumo de lácteos desnatados se deba a que las personas con sobrepeso u obesidad los tomen precisamente para bajar de peso.

En cuanto a la creencia de que la leche entera provoca muchas enfermedades, como enfermedades cardiovasculares, cáncer, o diabetes, tampoco se han encontrado evidencias científicas que lo demuestren, por lo que siguen siendo mitos, igual que otros sobre la leche de los que ya os hablé en esta entrada.

Hay estudios que demuestran que no hay relación entre el consumo de lácteos enteros y la aparición de estas enfermedades. De hecho, se ha visto que los lácteos enteros son mejores para prevenir algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares y que no hay diferencia entre tomar lácteos enteros o desnatados en la prevención de colesterol elevado, tensión elevada.

Es decir, no se ha demostrado que los lácteos desnatados sean mejores para prevenir enfermedades ni que los lácteos enteros sean prejudiciales.

Por tanto, las conclusiones son:

-Los lácteos enteros no se ha demostrado que sean perjudiciales ni que provoquen obesidad. Por tanto, puedes tomar los lácteos enteros (leche, yogures…) pero como siempre con moderación (1-2 raciones al día).

-Si consumes lácteos desnatados, porque te guste más su sabor o porque no te convenzan los argumentos de esta entrada, tómalos enriquecidos en vitaminas A y D, y al igual que los lácteos enteros, 1-2 raciones al día.

-Si no te gustan los lácteos, o no los tomas por ejemplo porque eres vegetariano, no pasa nada. Hay otros alimentos que pueden aportarnos los nutrientes que nos aportan los lácteos. Ningún alimento es insustituible.

Os dejo varios enlaces de entradas del blog “Lo que dice la ciencia para adelgazar” sobre este tema, para que ampliéis la información:

Siguen sin aparecer evidencias contra los lácteos enteros

La leche entera y los lácteos con grasas no se relacionan con más obesidad, diabetes ni enfermedades cardiovasculares

¿Es mejor tomar los lácteos desnatados?

Lácteos enteros y nuevas recomendaciones dietéticas 

Por cierto, que pases una gran nochebuena y feliz Navidad

Guardar

Guardar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: