anorexia y bulimia
Anorexia y Bulimia, los trastornos invisibles
30 Junio, 2016
desinformación nutricional
La desinformación nutricional está de moda
7 Septiembre, 2016
Volver al blog

Cómo hacer sufrir a una nutricionista en vacaciones

vacaciones

Tras un par de meses de vacaciones por aquí, volvemos con temas nuevos.

Esta semana, quería comenzar hablándote de algo que he estado observando esta semana, que he estado de vacaciones, en el hotel a la hora de comer: Comemos mal.

Sí, sé que me vas a decir que no estoy contando nada nuevo, que llevo diciéndotelo desde que empezó este blog. Pero es que te aseguro que esta semana, a la hora de las comidas, he sufrido mucho.

He sufrido tanto por la oferta de alimentos que ofrecía el restaurante del hotel como al pasar por las mesas y ver qué comían los demás.

Comencemos por la comida que ofrecía el restaurante.

Como en la mayoría de estos hoteles, el restaurante era tipo buffet libre, por lo que tú podías escoger lo que quisieras comer y en las cantidades que quieres. El problema viene cuando los alimentos que te dan a escoger tienen una calidad nutricional justita. Me explico.

Es cierto que en todas las comidas teníamos muchos vegetales para hacer ensaladas, gazpacho y alguna otra verdura en caliente (menestras, verduras al horno…). Hasta ahí la verdad es que no me puedo quejar. Sin embargo, cuando querías llenar la parte proteica del plato, las opciones no eran tan variadas y saludables. Por ejemplo, mientras que tipos de carnes en cada comida habían al menos 3 o 4 de pescado sólo podías elegir un plato, y la mayoría de los días iba rebozado o ni siquiera podía considerarse pescado (buñuelos de bacalao, anillas de calamar…). A ver, estando en un sitio de costa, con un puerto pesquero a 10km… ¿de verdad la única opción es bacalao rebozado, pero carnes tenemos todas las que queramos? No lo entiendo…

Pero la cosa no termina aquí. ¿Sabes lo primero que me preparé cuando llegué a casa porque no había podido comerlo en todos los días? Un plato de legumbres.

Y es que, en todos los días que he estado, lo más parecido a legumbres que he encontrado han sido los guisantes de la menestra y unos guisantes con beicon que prepararon un día… ¿Qué se supone que tiene que comer un vegano en un hotel para obtener la proteína? Ojo, no soy vegana, pero acostumbrada a no comer apenar carne en mi día a día y a tomar legumbres 3 veces en semana mínimo…me ha costado seguir mi rutina, te lo aseguro…

Pero bueno, no vamos a echarle toda la culpa al restaurante. Cuando te paseas por las mesas y ves lo que la gente tiene en sus platos puedes llegar a entender que en el hotel no se preocupen por preparar comidas más saludables. Total, de todas las opciones que había la mayoría de la gente elegía siempre las peores (que encima son las más baratas), pues eso que salen ganando.

Tengo la manía, supongo que a muchos de mis compañeros les pasará, de ir fijándome en lo que la gente come y compra. Y en vacaciones no iba a ser menos. Tenía la opción de ver qué comían un montón de personas cada día, no iba a desaprovecharla. El problema es que todos los días salía mala de las comidas, con ganas de pasar mesa por mesa diciéndoles lo mal que estaban comiendo. Pero al final me contenía, no quería morir ahogada en la piscina…

¿Sabes cuál es el alimento favorito en las comidas en el buffet de un hotel? Las patatas fritas. Sólo había que mirar las mesas de alrededor para darse cuenta. Todos los platos tenían patatas fritas, en algunos era lo único que había, o se acompañaban de pasta con tomate frito y algún rebozado.

Pero lo que más me dolía de todo era ver los platos de los niños. Ese plato de patatas fritas que te describía antes, o un plato de pasta con tomate, era lo que muchos comían en todas y cada una de las comidas y cenas. Todos los días, a todas horas. Patatas, pasta y Nuggets de pollo o anillas de calamar. Todo acompañado de refrescos, por supuesto.

Algo que vi un día que me cabreó realmente fue ver cómo una madre preparaba una ensalada y la ponía en una esquina, para su marido y para ella, mientras sus hijos comías rebozados y fritos. ¿Tan mala es la ensalada para que no se la pongas a tus hijos? ¿Por qué la preparas para tu marido y para ti mientras tus hijos comen porquerías? Te juro que no puedo entenderlo. Vale que no les guste, pero al menos ponla en el centro de la mesa, donde lleguen, por si les apetece pinchar aunque sea una rodajita de pepino. Pero si se la quitas de su lado, ¿de verdad esa señora cree que así a sus hijos llegará a gustarles algún día la verdura? Si de pequeños la apartan de su lado como si fuese veneno…

Ojo, y todo esto te estoy hablando sólo de almuerzo y cena, que ya los desayunos eran lo que terminaba de rematarme. Vale que el restaurante ponga huevos fritos, beicon, salchichas, etc. para las personas que vengan de países donde su costumbre es desayunar eso todos los días, pero los españoles, que no estamos acostumbrados a ese desayuno, no sé por qué cogían beicon y huevos para desayunar, si no lo hacen nunca…Pero es que encima, veías niños cuyo plato de desayuno por la mañana era magdalenas y salchichas, todo junto. No lo entiendo. O niños (y adultos) que cogían un plato cargado de bollería, y luego se ponían un zumo, no sé si pensando que es sano, de esos a base de polvos y agua que echan las máquinas en estos sitios, teniendo las piezas de fruta al lado…

Restaruantes y hoteles del mundo: ¿No os habéis planteado nunca contratar a un nutricionista para que os ayude con los menús? Igual es buena idea y todo, llamadme loca…

Y resto de personas, que estáis o habéis estado de vacaciones: Por favor, ¡un poquito de orden en las comidas! que hay mundo más allá de patatas fritas y bollería…

Puede que estés pensando que soy muy estricta, que estaban de vacaciones, pero es que mucho me temo que esta gente que he podido observar en estos días hace exactamente lo mismo el resto del año. Yo soy la primera que me he pasado estos días, lo reconozco, pero he intentado comer lo más ordenadamente posible y hay que decir que en mi día a día como sano, algo que la mayoría de la población no hace…

¿Tú has estado de vacaciones? ¿Qué has comido? ¡Cuéntamelo!

PD: Os aviso que a partir de ahora publicaré entrada cada dos semanas, aunque puede que entre medias algún día suelto publique algo si sale alguna noticia de interés. Tengo varios proyectos entre manos y no me da tiempo de todo.

¡Hasta pronto!

Guardar

 

18 Comments

  1. Aitor dice:

    Muy buen relato Irina, seguro que sirve para ilustrar un poquito lo que sufrimos y lo que cuesta desconectar el chip en vacaciones 😉

    Pero sobre todo para darnos cuenta de lo inculcadas que están estas malas prácticas.

     
    • Irina Casablanca dice:

      Muchísimas gracias Aitor!

      Me alegro que te haya gustado 🙂
      La verdad es que para nosotros es complicado desconectar con esta profesión, pero además si vemos a la gente comiendo mal es bastante complicado…

      Iremos cambiando los hábitos de la gente 😉

       
  2. Ánimo!
    Que estáis haciendo un gran trabajo, yo sigo desde hace unos meses a Aitor ( mi talibán de cabecera como dicen mis compañeros de trabajo ) y solo con controlar los azúcares añadidos de lo que como, pasé de 86 a 73Kg en 4 meses (mido 172cm).
    Muchas gracias.
    ( @rgparadela )

     
    • Irina Casablanca dice:

      ¡Muchas gracias por los ánimos Roberto!

      Lo más gratificante de esta profesión es darse cuenta de que nuestro trabajo sirve para cambiar los hábitos perjudiciales.

      Me alegro mucho de que la lectura de las entradas de Aitor te esté ayudando a aprender y a comer más sano, ese es nuestro objetivo. ¡Sigue así! =D

      Gracias a ti por haber leído mi entrada =)

       
  3. Pita dice:

    Hola Irina! Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho esta entrada 😊porque seas nutricionista o no ,ilustra bastante bien la oferta y la demanda en los buffets de hotel .
    Actualmente yo me estoy formando como TSD e independientemente de ello, le voy dando bastante importancia a lo ” qué comemos” …desde hace un tiempo.
    En mis vacaciones también he realizado el ejercicio visual de la comida (en mi caso: sólo desayuno) que ofertaban en el hotel, mi alegría se hizo patente al ver que cada vez más a menudo ,la oferta de fruta entera, va en aumento en algunos sitios; la pena por otro lado, es que la gran mayoría de la gente a mi alrededor optaba por el “zumito” ( en alguno de los hoteles en los q me alojé : natural, por lo menos) como su fuente de vitaminas “mañaneras”😁. Ignoro si por comodidad o desconocimiento, la verdad.
    Y como no, la gran variedad de bollería respecto a otros alimentos era obvia.
    Y como no, como tú bien describes, era la reina, sobre todo en los desayunos infantiles .
    Pienso que hay mucho desconocimiento en la población general sobre educación nutricional y que por eso , y por comodidad, se hacen malas elecciones dietéticas.
    Me ha hecho gracia lo del bacón&huevos 😂, porque también existen personas y otras culturas que incluyen legumbres y hortalizas en su desayuno habitual y éstas a mi parecer, o por lo menos, donde yo me he alojado ,brillaban por su ausencia.
    Sí,estaría bien que la figura de un D-N estuviera más presente en los servicios de
    catering de muchas empresas (y no sólo por ofrecer una bolsa de trabajo a este colectivo), el problema, sigue siendo lo que la gran mayoría de la gente demanda para comer.
    Se me ocurre ahora un paralelismo que igual suena absurdo, y que tiene que ver con la sociedad en la que vivimos actualmente:
    ¿Por qué cuando enciendes el televisor hay tanta programación mediocre… Y tannn ..mala (por no decir algo que suene más peyorativo) telebasura?
    “Porque la gente lo demanda” y los índices de audiencia lo avalan, se defienden las cadenas.
    ¿Por qué hay tanta comida basura en los buffet,catering, comedores escolares?…Y ¿hasta cuando? No sé cuantas alarmas médicas, problemas de salud, recomendaciones de OMS y demás ….necesitaremos para darnos cuenta

    ¿Por qué tenemos tanto programa

     
    • Irina Casablanca dice:

      Muchas gracias! Me alegro que te haya gustado la entrada, espero que el resto de entradas te gusten también 😀

      Es cierto lo que comentas, en el mío también había fruta fresca (poquita variedad) pero la gente se tiraba a por los zumos, y como dices, en otras culturas se consumen vegetales y legumbres y en los catering brillan por su ausencia.

      Llevas razón en la comparación que has puesto, al final nosotros somos quienes decidimos lo que comemos y tenemos el poder de cambiar lo que nos ofrecen. El problema es que para que se produzca ese cambio hace falta mucha educación nutricional a la población, aunque creo que también podemos modificar cosas con los restaurantes, para que entre todos poquito a poco vayamos consiguiendo cambios.

      Espero seguir leyendote por aquí 🙂

       
  4. Rosa dice:

    Vaya, no es ninguna novedad!
    En el hotel donde yo he pasado mis vacaciones creo que ha sido aún peor!
    Los desayunos: bolleria + tostadas con tomate ( no está mal), aceite virgen extra, contando que estabamos en Jaén solo faltaría….
    Ni una sola pieza de fruta y como no el zumo-polvo!

    Comida y cena: Ni asomo de verduras ni hortalizas, y carne, mucha carne sobre todo rebozada y aliñada! Pescado casi nulo!

    Como cogimos el puente de Agosto, las fruterias del pueblo cerradas!

    Así que x un lado con ganas de volver para comer medio- bien!
    Un desastre gastronómico.

     
    • Irina Casablanca dice:

      ¡Madre mía!

      ¿En qué hotel de Jaén has estado para que no vaya? jajajaj

      Vale que no pidamos determinadas cosas, pero qué menos que tener frutas y verduras…qué barbaridad…

      Es cierto que en algunos pueblos de Jaén (yo vivo aquí ahora) la carne se come en abundancia, y a pesar de haber muchísimas personas con huerto muchas veces no se aprovecha bien…Pero supongo que es como todo, tener suerte de elegir bien, aunque la mayoría de las veces nos encontremos con esta desagradable sorpresa…

      Qué pena, con lo bien que se come en Jaén, que hayas tenido que llevarte ese recuerdo tan desagradable…

      Gracias por compartir tu experiencia! =D

       
  5. Inés dice:

    Hola Irina.

    Me encanta tu post, y en parte, me siento totalmente identificada.
    Tanto en supermercados, como en hoteles, en bares/restaurantes, me fijo muchísimo con la alimentación de los demás.

    Trabajo los fines de semana de camarera en un restaurante, mientras termino el grado de Nutrición y Dietética, y claro, es imposible no fijarse. Lo peor de todo es lo referido a los niños. Creo que en 6 años que estoy como camarera, solo he servido un plato con ensalada a unos niños, y no eran españoles, sino que de Méjico, pidiéndomelo los padres, y de postre FRUTA!
    Yo pensaba, aleluya, no me han pedido helado de nata!! Creo que ha sido la única vez.

    Todas las demás, lo que tu dices, las patatas priorizan en todos los platos de los niños, y si puede ser con huevo frito y pechuga empanada, mejor que mejor, eso, o macarrones, no hay más.

    Cuando de aperitivo les sacas croquetas, calamar rebozado y sepia a la plancha o champiñones, adivina cuales se quedan enteritos, sepia y champiñones! Una pena la verdad, más de una vez me he quedado con ganas de decirles algo a los padres, pero como soy una simple empleada, no es plan.

    Un saludo y muchas gracias por el post.

     
    • Irina Casablanca dice:

      ¡Hola Inés!

      Muchas gracias =D

      Tiene que ser complicado ser DN y trabajar de camarera viendo las burradas que se hacen con la comida…

      Llevas mucha razón, la gente siempre suele escoger fritos y empanados, no tomar verduras ni frutas y por supuesto, que no falten los refrescos…Es una pena la verdad.

      A mi también me dan ganas muchas veces de decirles algo a la gente, lo que pasa es que nunca sabes cómo se lo van a tomar (posiblemente mal), así que es bastante complicado sí…

      Gracias por tu comentario y por compartir con nosotros tu experiencia…ánimo y espero que pronto termines la carrera! 😉

       
  6. Blanca Armiñana dice:

    ¿Tú has ido de vacaciones al mismo hotel que yo? Jijiji
    Yo me las vi y desee para que mi familia comiera “bien” y no todos los días lo conseguía 🙁

     
    • Irina Casablanca dice:

      jajajaja por lo que veo no soy la única que sufre las malas comidas de los hoteles…

      Me lo creo que fuese difícil conseguir comer bien, a mí también me costaba muchos días la verdad…

      Un saludo Blanca! Gracias por tu comentario =)

       
  7. Puri dice:

    Yo también vengo de semanita en buffet y también he observado a la gente, jaja, me ha encantado el relato. Lo de los niños era demencial, platos de espaguetis llenos de tomate y patatas fritas con fritanga. Muchos de ellos con la tablet delante (oh my god). En nuestro hotel menos mal que sí hacían variedad de carnes y pescados, muchos de ellos solo pasados por la plancha. Y todos los días ofrecían gazpacho y algún guiso caliente (lentejas, garbanzos, sopa de marisco, etc), no me quejo. Muchas veces es la gula la que nos impide echarlos al plato lo “correcto”. Por parte de nuestra familia, que fuimos 13 personas, la mayoría nos echábamos comida catalogada de sana (platazos de fruta en el desayuno, verduras crudas o hervidas, etc). A dos niños se les permitió “vacaciones” y elegir lo que echaban en su plato, te adelanto que nada bueno. Y otros tres niños entre ellos la mía, elegíamos sus comidas, siendo siempre algo equilibrado. De beber agua siempre, en alguna ocasión vino tinto de la carta para algunos adultos.
    Pero había muchas mesas que daba penita mirarlas.
    Voy a seguirte, me ha gustado leerte 😉

     
    • Irina Casablanca dice:

      Muchas gracias por contar tu experiencia Puri.

      Entonces tuvisteis suerte si habían guisos de legumbres…En el mío había purés y sopas de picadillo, pero de legumbres nada de nada…Es cierto que gazpacho también había todos los días, y verdura de distitntos tipos, pero por lo demás…

      Muchas gracias por querer seguirme, me alegra mucho que te gusten mis entradas. Espero leerte más por aquí.

      Un saludo =)

       
  8. […] con el alto consumo de alcohol, los atracones en las comidas por los famosos “buffets libres” (en este artículo, mi compañera Irina Casablanca, Dietista-Nutricionista, lo refleja a la perfección), la dejadez a […]

     
  9. […] con el alto consumo de alcohol, los atracones en las comidas por los famosos “buffets libres” (en este artículo, mi compañera Irina Casablanca, Dietista-Nutricionista, lo refleja a la perfección), la dejadez a […]

     
  10. Juan manuel dice:

    Yo trabajo en los veranos en un hotel, y estoy en el área de los buffet, es increible la barbaridad de productos procesados que se consumen, es mas los fritos, pizzas patatas.. Ganan el partido por goleada.

     
    • Irina Casablanca dice:

      Totalmente!

      Además es eso, yo creo que aunque haya alternativas saludables, que algunas hay, la gente se tira a por los fritos y los precocinados…Es triste

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: