efecto rebote
Efecto rebote: ¿Por qué engordas al dejar una dieta?
21 abril, 2016
dichos populares nutrición
4 dichos populares sobre alimentación que todos hemos escuchado
4 mayo, 2016
Volver al blog

Camilina para adelgazar: Mismo perro con distinto collar

Camilina té verde

Es normal que por estas fechas abunden los productos para perder peso, ya que con el calor vemos cómo se acerca el verano y “nos sobra ese michelín que no queremos que se vea con el bikini o el bañador”.

Así, todos los años comenzamos a ver productos en farmacias, dietas milagro, gente repentinamente obsesionada con el ejercicio…Y este año, muy a pesar de los nutricionistas, no iba a ser distinto.

Por eso el otro día no me sorprendió cuando una amiga me mandó una foto de un folleto que había visto sobre un producto que se vendía en la farmacia para perder peso, y me preguntaba qué era eso. El folleto era el siguiente, y el producto, la Camilina.

camilina folleto

Como puedes ver en el folleto, nos venden la Camilina como un producto que nos ayudará a bajar de peso junto con una alimentación más saludable y ejercicio físico. Lógicamente si hacemos ejercicio y empezamos una alimentación más saludable vamos a perder peso, igual que si acompañamos la alimentación más saludable y el ejercicio físico con ponernos una camiseta verde por ejemplo. En otras palabras, igual de inútil.

Otra cosa interesante que vemos en la publicidad de este producto es “el sobrepeso en la mayoría de las ocasiones se debe a un desequilibrio del balance energético. Comemos más de lo que gastamos, por lo que se acumula en forma de grasa”. Cómo no, tenía que aparecer la frasecita que tanto gusta a la industria alimentaria para echarnos la culpa de los problemas de obesidad y sobrepeso y quitarse ellos el muerto de encima. Pues a la industria farmacéutica también le viene bien la frase, como ya veis. Y ya os he explicado en varias ocasiones que lo importante no es la cantidad de alimentos que tomamos, sino la calidad de esos alimentos.

Aparte de todo eso, al final del todo nos explican muy por encima cómo actúa la Camilina para hacernos bajar de peso, basando su efecto en los polifenoles que contiene, que “ayudan a controlar el peso al eliminar los líquidos del organismo”.

Ya te lo he dicho varias veces, bajar de peso a base de eliminar líquidos no se llama adelgazar, se llama deshidratarse.

Para adelgazar de forma saludable debemos eliminar grasa corporal, no líquidos. Ya te lo conté cuando te hablé de la gente que piensa que cuanto más sudes haciendo ejercicio mejor. Sólo perdemos agua por el sudor, no grasa, y por tanto, el peso que se pierde en forma de líquido, bien por el sudor o bien por la orina, se recupera en cuanto volvamos a hidratarnos.

No nos interesa eliminar líquidos, nos interesa eliminar grasa, por lo que vendernos un producto para perder líquido no sirve para nada.

Pero por si todo esto no fuera poco, lógicamente no me quedé sólo en analizar el folleto, sino que busqué qué era ese producto en concreto y para que servía.

Resulta que la Camilina es un medicamento a base de plantas cuyo principio activo, es la Camellia sinensis, es decir, el té verde de toda la vida.

O sea, han cogido la planta de té verde, con ella han producido el medicamento y le han puesto el nombrecito de Camilina, porque claro, té verde sabemos que podemos comprarlo y tomarlo en infusiones sin más, pero “la Camilina ¿Dónde se compra? Seguro que sólo podemos obtenerla de esas pastillitas ¿no?”

Y así consiguen que paguemos lo que nos pidan por la cajita de pastillas que contiene algo tan común y barato como el té verde, que además no funcionan de mucho. Pero eso no nos lo cuentan, obviamente.

Pues sí, la Camilina no es más que té verde, que nos lo llevan vendiendo bastante tiempo contándonos que nos ayuda a adelgazar porque determinados compuestos que contiene hacen que aumente nuestro gasto energético (no por la pérdida de líquido como informa el folleto).

El problema es que ni siquiera esto es cierto, ya que en diversos estudios y publicaciones importantes se ha llegado a la misma conclusión: El consumo de té verde produce una pérdida de peso insignificante, por lo que no sirve para adelgazar. Podéis ver los estudios de los que os hablo en esta publicación de Juan Revenga sobre el té verde.

Por tanto, da igual que nos lo vendan como que elimina líquidos o como que aumenta el gasto energético: El té verde, Camellia sinensis o Camilina no nos ayuda a adelgazar.

Nuevamente, vuelvo a repetir: dejémonos de operaciones bikini todos los años, de dietas milagro y de productos adelgazantes. El único secreto para adelgazar y mantener un peso y un porcentaje de grasa saludable es hacer ejercicio y aprender a comer sano. Ya está, no necesitamos nada más ni nada menos.

Y si no estás demasiado convencido/a de lo que te estoy diciendo, tómate el té verde, pero en infusión, no en pastillas con nombres bonitos. Tampoco servirá de nada, pero seguro que al menos te sale más barato.

¡Hasta pronto!

PD: Muchas gracias Patri, por estar siempre pendiente de estas cositas y hacérmelas llegar.

 

Guardar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: