helados
Este verano, helados saludables
23 julio, 2015
leche
¡Esto es la leche! Mitos sobre este alimento
3 septiembre, 2015
Volver al blog

Somos marionetas de la industria alimentaria

marionetas industria alimentaria

Cuanto más pasa el tiempo, más leo y más me formo me doy más cuenta de la manipulación que sufrimos por la industria alimentaria. Hacen con nosotros lo que quieren y ni nos damos cuenta. Las administraciones y otras entidades públicas son sus marionetas, y como tal los manipulan, perjudicándonos a todos simplemente para conseguir sus objetivos.

¿Y esta vena revolucionaria que me ha dado hoy a qué viene? Pues a varias cosas, así que intentaré contároslas todas.

Antes de meterme más en materia, os cuento una batallita personal: En 2013 se celebró en España el 20º Congreso internacional de nutrición en Granada, mi ciudad. Por aquel entonces yo estaba en tercero de carrera y nos ofrecieron la posibilidad de participar en el congreso mediante unas carpas que se pondrían en las calles donde ofreceríamos información alimentaria a la gente, además de hacerle una serie de medidas para decirles cómo estaban de salud.

Pues bien, allí que me presenté yo de voluntaria, ya que lo vi una gran oportunidad, primero para enfrentarme a pacientes de verdad, fuera de la teoría de las clases, y segundo porque teníamos acceso gratuito al congreso por ser voluntarios. Fue una gran experiencia, sin duda.

Pero lo importante de esta historia es que cuando estaban preparándonos para el trabajo que teníamos que hacer, las profesoras encargadas de nosotros nos dijeron lo siguiente «No olvidéis que el congreso y esta actividad la patrocina Coca-cola. Se pasarán por algunas de las carpas para ver qué estáis haciendo, así que mucho cuidado cuando alguien os pregunte por qué ofrecéis Coca-cola (resulta que al salir de las carpas una azafata de Coca-cola les daba un refresco gratis, muy bonito todo) cuidado con lo que contestáis que no sabéis con quien estáis hablando». Sí, desde una universidad pública nos animaban a que les siguiésemos el juego a la industria…Un poco triste, la verdad.

Pues sí, en varias ocasiones me preguntaron por qué se ofrecían Coca-colas si eran tan malas, y yo me quedaba tan ancha diciendo: “Pues porque son los que ponen el dinero y hay que hacerles caso: Coja usted una botella de agua, que es lo único saludable que hay en el frigorífico”.

Yo no sé quién me estaba preguntando, pero poco me importó, porque a diferencia de otros, yo no me vendo a la industria alimentaria.
Esta anécdota la he recordado porque llevamos unas semanitas en las que los profesionales de la nutrición, y otros profesionales sanitarios, estamos caldeando un poquito más el ambiente, volviendo a enfrentarnos (como hacemos siempre) a esta industria alimentaria, que quiere hacernos lo blanco negro y decirnos que ellos no son los culpables de la obesidad y otras enfermedades relacionadas con la alimentación.

Por ejemplo, hace algún tiempo, Julio Basulto, dietista-nutricionista de reconocido prestigio en España hizo un llamamiento para que la Asociación Española de Pediatría (AEP) quitase su sello de las galletas Dinosaurus, ya que son un producto cargado de azúcar y grasas saturadas nada recomendable para los niños, y con este sello se confunde a la población, que piensan que si están avaladas por una organización como la AEP serán saludables.

Pues bien, el vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría ha respondido al señor Julio Basulto con insultos como “maniqueo” y que “habla con boca de ganso”, y diciendo que “en su Asociación hay dietistas, que son dietistas infantiles, y además nutricionistas, que además son pediatras, y que por tanto se les debe tener mucho más en consideración”…Según este señor, ¿los que solo somos dietistas-nutricionistas no debemos tener ni voz ni voto en temas de alimentación y nutrición? No sé yo en qué se basa este señor para hacer estos comentarios… ¿Puede ser que los intereses económicos tengan algo que ver con esta defensa a capa y espada? Puede no, lo es.

Al final de esta entrada os dejaré algunos enlaces para que los que no habéis seguido este tema podáis informaros, escuchar los programas de radio donde se ha producido el debate y la opinión de algunos profesionales de la nutrición.

Pero la cosa no acaba aquí. Si os ha sorprendido que una organización como la AEP ponga su sello en unas galletas infantiles, que solo contienen azúcar y grasa (como todas las galletas), no os perdáis lo que os cuento a continuación.

La semana pasada la organización VSF Justicia Alimentaria Global publicó un informe titulado “Confiad en mí. Puertas giratorias, conflictos de intereses y amistades peligrosas entre la industria alimentaria y los organismos de salud” que no tiene desperdicio ninguno. Os dejo el enlace aquí para que podáis leerlo entero, aunque yo os cuente un poco por encima de qué trata.

El caso es que en este informe se habla con nombres y apellidos de muchos de los organismos de salud y otras entidades públicas que tienen detrás la mano de la industria alimentaria. Así nos encontramos con estudios financiados por la industria, patrocinios de cátedras universitarias, creación de fundaciones cuyos dirigentes son altos cargos de empresas alimentarias como Coca-cola, la patronal de refrescos (ANAFABRA), Nestlé, etc.

Para que veáis algunos ejemplos de cómo está presente la industria en las organizaciones de salud e instituciones públicas, encontramos que la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda tomar refrescos para mejorar la concentración al volante. ¿Tendrá algo que ver la patronal de refrescos (ANAFABRA), creadora de esta campaña publicitaria, en que se recomienden refrescos para mejorar la concentración?
También nos encontramos programas para disminuir la obesidad infantil que tienen el mismo lema que la industria alimentaria: “No hay alimentos buenos ni malos, existen estilos de vida saludables o no”, “el azúcar no es el responsable de la obesidad. Los son los malos hábitos y la falta de ejercicio” y demás frases que intentan meternos en la cabeza para hacernos creer que somos nosotros los culpables de nuestras obesidades y no ellos. Que casualidad que la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) esté dentro de los grupos de trabajo que han desarrollado estas estrategias contra la obesidad infantil (impulsados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad).

Otro ejemplo son los estudios sobre la importancia del azúcar en nuestra dieta realizados por el Instituto de Estudios del Azúcar y la Remolacha (IEDAR), que casualmente tiene domicilio social en una de las sedes de AB Azucareras, una de las mayores productoras de azúcar de España y cuyo comité científico está dirigido por una doctora que ha formado parte del comité científico de Coca-cola. ¿De verdad puede salir algo bueno de ahí?

Podría estar todo el día hablando también de fundaciones y sociedades de nutrición que realizan actividades en las que participan las empresas, o congresos patrocinados por la industria en los que se les alaba y se hace ver a la población y a los profesionales sanitarios que “la industria alimentaria está comprometida con la salud de la población, y que su objetivo es mejorar los hábitos de vida de la población para acabar con la obesidad infantil”. Mentira. Todo es mentira.

Os recomiendo que si tenéis un ratito os leáis este informe, para que vosotros mismos veáis hasta qué punto estamos manipulados por la industria alimentaria. También os recomiendo que si aún no lo habéis visto veáis el documental “Fed up: los sucios secretos de la industria alimentaria” que podéis encontrar en esta entrada que escribí hace algunos meses.

Sólo me queda dejaros algunos de los enlaces de los que os he hablado y recomendaros que no creáis todo lo que veis y oís sobre alimentación y nutrición, ya que hay que mirar quien está detrás de esa información para valorar cómo de fiable es.
Ahora me viene a la cabeza este fragmento de los Simpson. Parece una locura que eso pueda pasar ¿verdad? Pues ya veis que está pasando…

Enlaces sobre la petición de Julio Basulto de retirar el sello de la AEP de las galletas Dinosaurus:
https://www.facebook.com/julio.basultomarset/photos/a.511299812289756.1073741827.510692912350446/903369549749445

https://www.facebook.com/alex.oncinacanovas/posts/10206150438552049

http://www.dimequecomes.com/2015/07/hola-asociacion-espanola-de-pediatria.html

Informe “Confiad en mí. Puertas giratorias, conflictos de intereses y amistades peligrosas entre la industria alimentaria y los organismos de salud” de VSF Justicia Alimentaria Global:
https://vsf.org.es/sites/default/files/docs/informe_lobby_lobo_0.pdf

P.D.: Durante el mes de agosto este blog se va de vacaciones, por lo que volveré en septiembre con nuevos temas interesantes para vosotros. De todas formas, no penséis que os voy a dejar abandonados todo el mes, seguiré en mi página de Facebook, Twitter y Linkedin con todas las novedades del mundo de la nutrición, así que os espero.

¡Feliz verano!

Guardar

 

1 Comment

  1. […] Pues si queréis saber cuál fue la respuesta del vicepresidente de la AEP, os remito de nuevo al enlace de Irina. […]

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: