Mi primer Colacao
Mi primer Colacao, alimentos para niños y sociedades científicas
22 diciembre, 2016
calambres
Come plátanos para los calambres… ¿seguro?
26 enero, 2017
Volver al blog

La obesidad es algo más que estética

obesidad

De un tiempo para acá me estoy dando cuenta que cada vez más frecuentemente tendemos a normalizar cosas que de normales no tienen nada. Este es el caso de la obesidad.

No sé si te habrás fijado que cada cierto tiempo en las redes sociales empieza a compartirse alguna imagen de chicas, generalmente en ropa interior, con sobrepeso u obesidad y te pone el típico mensaje: “dale like si crees que son bellas y sexys aunque tengan obesidad”. Bueno, el mensaje no suele ser así, pero viene a decir eso básicamente.

Independientemente de que me parezca una vergüenza feminizar siempre los temas de imagen y peso corporal (porque seamos sinceros, no se ven este tipo de imágenes y mensajes con fotos de hombres ¿verdad?) hay algo que me preocupa también muchísimo en este tema: Estamos tratando la obesidad como un problema estético, cuando realmente eso es lo menos importante si lo comparamos con la salud de las personas que la padecen.

El otro día iba por la calle y me crucé con dos chicas con una obesidad bastante importante. Mucha gente las iba mirando, con esa típica cara de “¡Qué gorda! ¿No se ha mirado al espejo?” (cosa que me repugna, que miremos a las personas mal por su físico, sin tener en cuenta lo que sienten cuando las tratamos como una talla de pantalón). Además, escuché comentarios de algunas personas que iban conmigo (sin maldad, más bien por desconocimiento) de que si no se verían mal con ese cuerpo. Yo sin embargo miraba a las chicas y sentía pena, no por su imagen, sino por su salud: iban andando que se les notaba que les costaba, me imaginaba cómo sería su vida diaria, los límites que su cuerpo les pondrá para abrocharse las zapatillas, subir las escaleras o meterse en la bañera. También pensé en cómo se sentirían anímicamente, porque darte cuenta de las limitaciones que tienes por tu peso o de cómo la gente te mira por la calle (repito, si lo haces cuando te encuentras a una persona con obesidad, párate a pensar cómo te sentirías si fueses tú y deja de hacerlo) debe ser muy duro a nivel psicológico, y eso también provoca problemas de salud.

Seamos claros de una vez: La obesidad es un problema de salud muy grave. Estamos hablando de una enfermedad que es una de las principales causas de muerte en el mundo. Estamos hablando de una enfermedad que acarrea consigo en la mayoría de los casos diabetes tipo II, colesterol y triglicéridos altos, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, problemas respiratorios que pueden hacer que te ahogues mientras duermes y mueras, cáncer, enfermedades óseas…Creo que no es necesario que siga ¿no?

Cuando vemos que tenemos sobrepeso u obesidad no podemos excusarnos en el típico “es que soy de hueso ancho”, “es que tengo el metabolismo lento” o “no, si yo me veo bien así, ¿para qué voy a adelgazar?”.  Vamos a dejarnos de excusas y a aceptar la realidad y tomar el control.

No eres de hueso ancho, tienes un exceso de grasa corporal que conlleva graves problemas de salud que ya he comentado arriba. Los huesos puede que te pesen incluso menos que a una persona delgada que haga ejercicio, así que no me sirve.

No importa que te conformes con tu cuerpo, no es tu imagen lo importante. Por supuesto no estoy diciendo que tengas que frustrarte y verte mal. Es muy importante aceptarnos con nuestros defectos, porque si no terminaremos con un estado de ánimo malísimo que acarreará problemas de depresión, ansiedad…Pero una cosa es no hundirnos por nuestra imagen y otra muy distinta es estar orgullosa por “ser una chica curvy” sin darnos cuenta que esto está haciendo que no nos preocupemos en cómo puede esto afectar a nuestra salud.

Por supuesto la gente con sobrepeso y obesidad tiene derecho a verse bien, a encontrar ropa de su talla (cosa muy difícil algunas veces, dicho sea de paso) en cualquier tienda y no sólo ropa aburrida y en tiendas especializadas. Eso llevo defendiéndolo toda mi vida y seguiré haciéndolo. Pero eso no quita que intentemos poner remedio a esto, a que el sobrepeso y la obesidad se vean con normalidad cuando está afectando gravemente a nuestra salud.

Puede que estés leyendo esto y pienses que no es para ti, que tú no tienes este problema. Pero quiero que te des cuenta de la importancia de este tema y de que si no cuidas tu alimentación y tu estilo de vida lo más probable es que en el futuro también te afecte. Y si estás leyéndolo y eres de los que ya padecen obesidad o sobrepeso te animo a que le pongas remedio lo antes posible.

En definitiva, para cualquier persona que me lea, el mensaje que quiero transmitir es: Si aún no has empezado a preocuparte por tu alimentación y tu estilo de vida este es el momento. Empieza ya a cuidarte, a mejorar tu alimentación sin dietas milagro ni tonterías. Empieza ahora a mirar por tu salud (no por tu físico). Y si necesitas ayuda, recuerda que para eso estamos los dietistas-nutricionistas, para ayudarte a mejorar tu alimentación y hacer que mañana no tengas que preocuparte por tu salud.

¡Hasta la próxima!

Guardar

Guardar

Guardar

 

2 Comments

  1. Amparo dice:

    Buenas tardes. Lo primero felicitarle por su página, pues a quienes padecemos obesidad no nos hace ningún bien los endocrinos que nos tratan como si fuésemos un engendro o algo así. Somos personas enfermas y la mayoría deseosas de recuperar nuestra salud pero no sabémos muy bien cómo hacerlo y como luchar contra la ansiedad. Reconozco que mi gran problema es el picoteo y la ansiedad.
    yo me operé hace 10 años y me puse una banda gástrica ajustable porque llegué a pesar 142 kg. adelgacé hasta los 84, pero tuve un serio problema, los 10 últimos kilos los perdí en 10 días porque vomitaba mucho y como además tengo hernia de hiáto la comida me subía hacia arriba y se me introducía por la vía aérea y me produjo dos neumonías, por lo que pasados 5 años de portar a banda gástrica me la tuvieron que abrir del todo y es por lo que en éstos cinco años he recuperado 20 kg. de aquellos que perdí.
    Ahora la banda gástrica me está dándo problemas a nivel de rechazo y llevo un abceso que me supura pus desde agosto del 2016, en el costado, justo dónde está el puerto por el que se introduce el suero para hinchar o para deshinchar la banda. Mi cuerpo lo está rechazando. Así es que me la quieren quitar por mi salud (ya han muerto unas cuantas personas conocidas y operadas como yo en Valencia de Banda gástrica)
    Mi miedo es colver a los 140 kg., no quiero volver a sentirme un bicho raro, no quiero volver a la depresión y al encierro para que no me miren mal por la calle. Ahora tengo 50 años y peso 104-105 kg. Y si no consigo bajar unos 15 kg. de peso, el endocrino me amenaza con no proponerme para hacerme una operación bariátrica a la misma vez que me extraen la banda gástrica.
    También tengo diabétes tipo II provocada por mi exceso de peso, aunque ahora los niveles de glucosa los llevo bien, sé que si sigo engordando volveré a la diabetes como antaño y no quiero.
    No sé bien a quien acudir, ni en quien confiar, porque encima tengo unos gustos un poco raritos… no me gusta casi nada.
    Por favor le pido discreción, si quieres hablar sobre mi caso te pido no des mi nombre, pues casi nadie de mis amistades sabe que me puse una banda gástrica. Un saludo

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: