educando en nutrición
Educando en Nutrición cumple su primer año: ¡Gracias!
22 octubre, 2015
supercompensacion hidratos de carbono
¿En qué consiste la supercompensación de hidratos de carbono?
5 noviembre, 2015
Volver al blog

¿Perdemos grasa por el sudor?

¿Alguna vez has escuchado algo parecido a: “este ejercicio es muy bueno, porque sudas mucho y así pierdes más peso”? Yo lo he oído muchas veces y siempre trato de hacerle entender a las personas que ese peso que se pierde sudando no es el que nos interesa perder.

Como te digo, la creencia de que cuanto más sudemos mejor, porque nos ayuda a perder peso, está bastante extendida entre las personas que empiezan a hacer ejercicio. Así, te encuentras a la típica persona en el gimnasio sudando a la gota gorda y sin quitarse la sudadera, o a personas que salen a andar a las 3 de la tarde en pleno verano para sudar más (alguna gente incluso se envuelve el cuerpo de plástico para provocar este sudor, algo muy peligroso).

Esto ocurre porque existe la creencia de que a través del sudor eliminamos grasa y por tanto perdemos peso, y es un gran error, ya que si bien es cierto que si nos pesamos después de haber sudado mucho haciendo ejercicio pesamos menos, este peso que hemos perdido no es en forma de grasa, sino que estamos perdiendo líquido corporal.

piloto formula 1 peso

imagen de la web www.f1aldia.com

Si te gusta la fórmula 1 (a mí me encanta) es posible que te hayas fijado en que al terminar la carrera los pilotos se pesan y hay una persona al lado apuntando su peso. Esto no lo hacen para saber lo bien que les ha ido el ejercicio en la pérdida de grasa, sino porque (además de por reglamento, que deben superar un mínimo entre piloto y coche) deben calcular la cantidad de líquido que deben tomar después para no deshidratarse, ya que llegan a perder en cada carrera hasta 3 y 4kg de peso, o mejor dicho de agua en forma de sudor. Una cantidad tan enorme de agua y sales minerales debe medirse y reponerse, ya que de lo contrario el deportista podría entrar en un estado de deshidratación que podría llevarles a daños muy graves.

Pues en el resto de deportes y de personas que practican ejercicio físico ocurre igual. Sudamos (no tanto como los pilotos, ya que la intensidad y temperatura que se alcanza en éste deporte son muy superiores), porque el sudor es un mecanismo que tiene nuestro cuerpo para refrigerarse cuando la temperatura corporal sube. El sudor se queda en la piel y mediante el aire que lo va secando enfría la superficie corporal, bajando nuestra temperatura para evitar que aparezca fiebre.

Hay personas que sudan más y otras que sudan menos, y también depende del tipo de ejercicio y de la temperatura ambiental. Mediante el sudor se está perdiendo agua y sales minerales principalmente, pero no se pierde grasa, y por tanto no es una pérdida de peso que debamos tener en cuenta, ya que en cuanto volvamos a ingerir líquido ese peso se volverá a recuperar.

¿Qué ocurre con esta creencia de que debemos sudar más si queremos perder peso?

Nos pensamos que vamos a perder más grasa corporal cuanto más sudemos y hacemos lo imposible para sudar, sin saber que podemos provocarnos una deshidratación, que como te expliqué en esta entrada puede tener graves consecuencias, y además esto no nos va a hacer conseguir nuestro objetivo de pérdida de peso, ya que el peso perdido en forma de líquido lo vamos a recuperar cuando volvamos a hidratarnos.

                                      Un ejemplo un poco exagerado de deshidratación

Hay que tener siempre presente que lo importante no es perder peso, sino perder masa grasa. Por tanto, no debemos obsesionarnos con el número que marca la báscula, sino buscar esa pérdida de grasa corporal, que es uno de los principales parámetros que debemos mantener a raya para estar sanos.

Por tanto, ahora que sabemos que nuestro objetivo haciendo ejercicio no es sudar más debemos saber qué hacer para no deshidratarnos debido a este sudor.

Lo que debemos hacer es mantener una correcta hidratación antes, durante y después del ejercicio. Para esto debemos llegar al momento del ejercicio sin sed y comprobando que nuestra orina es clara, lo que como ya vimos en la entrada sobre hidratación nos indica que nuestro organismo tiene la cantidad de líquido que necesita.

Durante el ejercicio debemos tomar líquido frecuentemente para ir reponiendo esta agua y electrolitos que es estamos perdiendo por el sudor.

Si el ejercicio va a durar 1 hora o menos con beber agua será suficiente. Sin embargo, si el ejercicio dura más de 1 hora es necesario tomar alguna bebida de reposición, ya que aparte del agua debemos reponer sales minerales, como sodio y potasio, ya que si sólo tomamos agua podemos provocarnos una bajada de alguno de estos minerales. El tipo de bebida de reposición dependerá de cada persona, del tipo de ejercicio y del momento de realización del ejercicio, por lo que se debe estudiar cada caso en concreto y elaborar las pautas de hidratación concretas para cada persona.

Por tanto, a modo de resumen para que las ideas queden claras, podemos decir lo siguiente:

Sudando no perdemos grasa, perdemos líquido corporal.

– Hay ejercicios en los que no se suda tanto (por ejemplo los de musculación) que son tan o más importantes para perder grasa y mantenernos en forma que los ejercicios en los que “sudamos mucho”.

– El líquido que perdemos mediante el sudor hay que reponerlo, ya que podríamos deshidratarnos.

– Lo importante no es el peso que marque la báscula, lo importante es la pérdida de grasa corporal. El músculo pesa más que la grasa, por lo que el peso no es tan relevante como pensamos.

Así que la próxima vez que se te pase por la cabeza salir a las 3 de la tarde en verano, dejarte la sudadera entrenando o meterte en una sauna durante horas recuerda que más que beneficiarte para conseguir tus objetivos puede perjudicarte, provocándote una deshidratación.

Haz deporte, hidrátate y mejora tu alimentación, solo así conseguirás reducir tu grasa corporal y mantenerte saludable.

 

Guardar

 

2 Comments

  1. […] Cuando realizamos ejercicio físico nuestra temperatura corporal aumenta, provocando que en el organismo se activen unos mecanismos para que comencemos a sudar, para así refrigerar nuestra piel y evitar que nos dé un golpe de calor. Este sudor está compuesto por agua y electrolitos de nuestro cuerpo (y no de grasa como muchas personas piensas, tema que ya traté en esta entrada). […]

     
  2. […] saludable debemos eliminar grasa corporal, no líquidos. Ya te lo conté cuando te hablé de la gente que piensa que cuanto más sudes haciendo ejercicio mejor. Sólo perdemos agua por el sudor, no grasa, y por tanto, el peso que se pierde en forma de […]

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: