dietas milagro
Dietas milagro: No dejes que jueguen con tu salud
22 enero, 2015
Documental Fed Up
DOCUMENTAL “FED UP: LOS SUCIOS SECRETOS DE LA INDUSTRIA DE LA ALIMENTACIÓN”
5 febrero, 2015
Volver al blog

¿Puede un zumo sustituir a una fruta?

fruta vs zumo

Ya nadie duda de la importancia de la fruta. Todos sabemos lo sana y saludable que es y la necesidad de comer al menos tres raciones al día. El problema viene cuando creemos que todo vale en cuanto a la forma de consumirla, y confundimos este alimento con otros que quieren parecerse pero que no son lo mismo. Me refiero a cuando para incluir una ración de fruta en nuestra alimentación lo hacemos a través de zumos de frutas, ya sean naturales o comerciales.

Hoy quiero hablaros de eso, de los zumos de frutas, para que entendáis por qué un zumo no sustituye a una ración de fruta.

Elegir zumo en lugar de una pieza de fruta se debe muchas veces a que es más fácil de tomar, más apetecible y más rápido. Esto hace que cuando vamos faltos de tiempo elijamos esta opción, o en el caso de los niños, ya que es más fácil que se beban un zumo que hacerlos comerse una fruta.

El problema es que un zumo no es igual que una ración de fruta. No podemos sustituir una ración de frutas por un zumo, pues no tienen las mismas propiedades, aunque el zumo sea casero. Y la cosa se agrava más cuando el zumo que elegimos tomar o dar a los niños no es un zumo comercial, en el que poco queda de fruta. Veamos las diferencias entre estos productos.

FRUTA VS ZUMO DE FRUTA NATURAL

Está claro que si en algún momento hay que recurrir al zumo, lo mejor es que sea natural que optar por un zumo industrial. No obstante, no todas las propiedades y ventajas de la fruta se mantienen en el zumo natural.

Para comenzar, hay que tener en cuenta la cantidad de fruta necesaria para preparar un zumo. Por ejemplo, para preparar un zumo de naranja no solo usamos una naranja (que sería aproximadamente lo que equivale a una ración), sino que son necesarias al menos dos o tres piezas. Esto hace que la cantidad de calorías aportadas por el zumo sea mayor, ya que la cantidad de fruta consumida es más elevada.

A esto hay que añadir que al exprimir la fruta, se desecha la pulpa, y con ella, aparte de una cantidad considerable de vitaminas, se pierde prácticamente toda la fibra, una de las razones importantes del consumo de fruta. Actualmente consumimos menos fibra de la necesaria, por lo que si además la eliminamos optando por el zumo antes que por la fruta entera estamos contribuyendo a mantener estas carencias.

Esta eliminación de la fibra tiene otra repercusión, pues el azúcar natural de la fruta se absorbe más rápidamente, provocando que haya un elevado aumento de la glucosa en sangre. El mayor contenido en azúcar también se ha relacionado con mayor riesgo de caries dental.

Otra de las razones por las que se debe elegir la fruta fresca es porque el zumo tiene menor poder saciante, por lo que es más probable que no solo nos tomemos un vaso, mientras que si consumimos la pieza de fruta, es muy raro consumir más de una, ya que nos sacia mucho más.

Además es muy común a determinados zumos, por ejemplo el de naranja, añadirle azúcar, por lo que estamos aumentando las calorías y todos los problemas mencionados anteriormente. Esto no ocurre con la fruta, ya que no es muy común añadirle azúcar.

FRUTA VS ZUMO DE FRUTA COMERCIAL

Vale, ahora imaginaos que no tenemos tiempo para preparar el zumo natural. ¿Qué solemos hacer entonces? Pues si nuestra querida industria alimentaria nos los da ya preparados, ¿para qué complicarnos?

En estos casos, nos compramos nuestro cartón de zumo o los packs de zumos pequeñitos que podemos llevar a cualquier lugar y solucionado.

Pues si esta es nuestra opción, tenemos que saber que además de todos los problemas que ya tenía el optar por un zumo natural en lugar de una fruta hay que añadir que los zumos comerciales son, la gran mayoría, concentrados de frutas mezclados con agua y mucha azúcar. Si no me creéis podéis ir a cualquier tienda, mirar el etiquetado nutricional y fijaros donde pone “Hidratos de carbono de los cuales azúcares:” Os puedo decir que prácticamente el total de hidratos de carbono del zumo son azúcares.

Afortunadamente, se ha elaborado una nueva normativa publicada el 12 de octubre de 2013 en el BOE por la que se va a prohibir la adición de azúcares a los zumos de fruta industriales. Sobre esta norma habla Aitor Sánchez en su blog “Mi dieta cojea”, así que os dejo el enlace a su entrada “La prohibición del azúcar en los zumos de fruta ¿Qué más cambios trae la nueva ley?” para que podáis saber de qué trata esta norma.

Para finalizar, me gustaría deciros que diversas organizaciones y estudios han relacionado el consumo de zumos de frutas (ya sean naturales o industriales) con un mayor riesgo de padecer obesidad, por lo que recomiendan disminuir su consumo. Entre estas organizaciones están por ejemplo la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Academia americana de Pediatría.

En conclusión, un zumo no sustituye a una ración de fruta, debido a que no tiene las mismas propiedades e incluso tiene inconvenientes para nuestra calidad de vida. Por tanto, siempre es mejor elegir una pieza de fruta. En el caso de tener que optar por un zumo, la opción recomendable es que este zumo se prepare en casa, descartando la opción de un zumo de frutas industrial. Los zumos naturales, apartando los inconvenientes ya dichos, tienen la ventaja de que no se le añaden cantidades excesivas de azúcar. Lo mejor es elaborar estos zumos naturales triturados, incluyendo la pulpa, para perder la menor cantidad de fibra posible, pudiendo añadirles leche para que queden un poco más líquidos, haciéndolos una opción más aceptable en el caso de no poder consumir la fruta fresca. Pero como ya he dicho unas cuantas veces en esta entrada, elije siempre una pieza de fruta fresca antes que cualquier zumo, ya sea natural o comercial.

Espero que esta entrada os haya gustado y os sea útil. Si es así, os pido que la compartáis en vuestras redes sociales. Os estaré eternamente agradecida.

Muchas gracias y hasta la próxima

Guardar

 

2 Comments

  1. vivesano15 dice:

    Totalmente de acuerdo, me gustaría añadir con tu permiso, que todo alimento triturado/licuado reduce sus moléculas, lo que significa que aumenta su índice glucémico debido a que se digerirá con mayor facilidad y rapidez, provocando un pico de azúcar mucho más rápido que si se comiera la fruta entera con su fibra, como bien has indicado.

     
    • irinacl92 dice:

      Buenos días vivesano15.

      Muchas gracias por tu comentario. Por supuesto que puedes añadir cualquier aportación, estoy encantada de recibirla.
      Como bien dices, al exprimir o triturar la fruta disminuye la cantidad de fibra que contiene y por tanto aumenta los niveles de glucosa, provocando un pico de insulina que puede hacer que se produzca después una hipoglucemia reactiva, lo cual puede ser bastante perjudicial.

      Muchas gracias por tu aportación y espero verte más por este blog =)

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: