plato saludable
Plato saludable o Pirámide alimentaria: ¿cuál seguimos?
14 enero, 2016
cada uno con su dieta
Análisis del programa Cada uno con su dieta
28 enero, 2016
Volver al blog

¿Son los alimentos light mejores que el resto?

alimentos light

Los productos light nos causan mucha confusión, ya que mucho se habla de ellos pero no del todo claro, por lo que se crean ciertos mitos alrededor de ellos que pueden confundirnos.

Me decidí a escribir esta entrada a raíz del programa “Mitos de los alimentos” de Alberto Chicote que emitió la semana pasada Antena 3. En este programa, entre otros mitos, se habló de los alimentos light de una forma poco rigurosa que causó más confusión de la que ya había sobre estos alimentos. Por eso, quiero que los conozcas bien por si tú eres una de las personas que no está muy segura de si estos alimentos son mejores o peores que los alimentos normales (no light).

Para empezar vamos a ver qué es un alimento light. Un alimento light es aquel que presenta una reducción de energía (expresadas en kcal y kJ) de al menos un 30% con respecto a otro alimentos igual pero no light. Es decir, para que se puede comercializar un producto light ya tiene que haber otro igual en el mercado que no sea light (queso y queso light, por ejemplo).

Además se debería indicar en el etiquetado el porcentaje de reducción de calorías, además de su valor energético y algo que es más difícil de ver (al menos yo no lo he visto), indicar la existencia del alimento de referencia no light y la valoración nutricional de ese no light, para poder compararlos.

Generalmente para conseguir esta reducción de calorías suelen sustituirse parte de los azúcares o las grasas del alimento por otras sustancias que aporten las mismas características pero menos calorías. Sin embargo, no debemos confundir un producto light con un “bajo en grasas” o “bajo en azúcares”, ya que no son lo mismo (pero esto es demasiado extenso como para explicarlo todo en una entrada, hablaremos de esto en otro momento).

Os voy a poner un par de ejemplos para que veáis la diferencia nutricional entre un producto light y su versión no light. Se trata de una mantequilla (en versión normal y versión light) y un queso semicurado (también las dos versiones). La información está sacada de las páginas webs de los fabricantes, podéis buscarla para comprobarla. Los valores están expresados por 100g de producto.

comparativa light

Como podéis ver en ambos casos se han reducido las calorías, siendo esta reducción del 50% en el caso de la mantequilla y del 69% en el caso del queso semicurado.

En estos casos se ve que se cumple la reducción que se establece en la normativa de al menos un 30% para considerarse light. Sin embargo, hay otros productos en los que esta normativa no se cumple, como podéis leer en esta entrada de Naira Fernández también sobre productos light.

Muchas veces nos mienten en nuestra cara y pensamos que estamos comiendo una cosa y en verdad es otra distinta, por lo que es muy importante conocer y entender el etiquetado de los alimentos.

Una cosa muy importante que no debes olvidar es que aunque un alimento sea light esto no quiere decir que no engorde, como mucha gente piensa. Como has visto en la comparativa de arriba los productos light siguen aportándonos calorías aunque se hayan reducido a la mitad o un poquito más (en estos dos ejemplo, en otros la reducción es mucho menor).

Por eso, no debes confiarte y comer alimentos light sin control. No nos sirve el “es light, no pasa nada si tomo un trocito más”. Sí que pasa, porque si te das cuenta se les suele sacar una versión light a alimentos que normalmente restringimos de la dieta porque no son saludables (mantequillas, mermeladas, salsa como la mayonesa…), y el hecho de pensar que al ser light no nos engorda nos hace comer más cantidad y más a menudo, lo que nos lleva a que al final estemos consumiendo las mismas o más calorías que cuando tomábamos el alimento en su versión no light.

Por esto, mi recomendación es no consumir productos light, ya que normalmente los alimentos de los que proceden son productos que no deberían formar parte de una alimentación saludable, y por tanto su versión light tampoco. Si queremos consumir estos alimentos se debe saber que hay que consumirlos muy a la larga y con moderación, por eso si un día al mes te tomas por ejemplo un poco de mayonesa en el sandwich da igual que sea light o no, porque la estás consumiendo con muy poca frecuencia.

Los productos realmente saludables no necesitan una versión light. ¿Te imaginas un tomate light, una manzana light o unos garbanzos light? Yo tampoco. Y estos son los alimentos que realmente debemos comer, los que no es posible sacarles una versión light porque ya son saludables, sin necesidad de reducirles las calorías.

Así que ya sabes, basa tu alimentación en vegetales y frutas, cereales integrales y proteína de calidad (legumbres, carnes magras, pescados, huevo y frutos secos principalmente). Bebe agua, no bebidas azucaradas (por mucho que la coca-cola sea 0 sigue sin ser saludable) y haz ejercicio. Esos son los únicos secretos para llevar una vida saludable y mantener un peso adecuado.

Y por cierto, para terminar: Antena 3, aunque no llegaréis a leer esto, os recomiendo que la próxima vez que hagáis un programa sobre alimentación y queráis comparar alimentos (como los light y no light del programa) los comparéis usando la misma cantidad de cada alimento y a ser posible con el mismo alimento en su versión light y no light, ya que lo que hicisteis el otro día en el programa fue confundir aún más a la población (y lo digo con conocimiento de causa, ya que me llegaron un montón de dudas sobre este tema). ¡Ah! Se me olvidaba: Para la próxima buscad a dietistas-nutricionistas para hablar sobre alimentación, que seguro que explicamos mejor estas cosas y con más rigor científico. Para eso somos el profesional sanitario cualificado para tratar la alimentación y nutrición de las personas.

¡Hasta la próxima!

Guardar

 

1 Comment

  1. […] En realidad, lo único que nos indica la palabra light es que se le ha reducido al menos un 30% las calorías en comparación con el mismo producto no light, lo que no quiere decir que estos alimentos ya no sean muy calóricos. Tenéis mucha más información sobre estos alimentos en esta entrada. […]

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: